Una ciudad- monumento

Con sus numerosas casas antiguas de entramado de madera, Quedlinburgo es una ciudad medieval excepcionalmente bien conservada. Y uno de los monumentos alemanes de mayor extensión. Quedlinburgo fue un centro de poder de reyes y emperadores alemanes. Junto con el casco antiguo, también fueron declarados sitios del Patrimonio de la Humanidad el castillo y la Colegiata.